Avisar de contenido inadecuado

En Valencia nuevamente se reunieron para orar por libertad del país y se leyó carta de Loret Saleh (27 - 3 - 2017)

{
}

Lorent Saleh dirigió carta

                En Valencia nuevamente se reunieron

                     para orar por la libertad del país TAGS:undefined

Valencia (Especial).- Este domingo 26 de marzo, por novena semana consecutiva, se reunieron ciudadanos en distintas ciudades de Venezuela para orar por la Libertad de los Presos Políticos y la paz en Venezuela.

En estas actividades participan organizaciones de Derechos Humanos como Operación Libertad Internacional, los Defensores Activos del Foro Penal y el capítulo de Derechos Humanos de Vente Venezuela.

En esta oportunidad en Valencia se sembraron plantas y árboles,  a la vez que se leyó un mensaje enviado por el presidente de Operación Libertad y preso político Lorent Saleh, en el cual se reflexiona sobre el significado de la libertad y la importancia de hacer de Venezuela un país más humano, de rescatar los espacios públicos e influir de manera positiva en cada uno de los espacios en los que habitamos.

A continuación, el mensaje íntegro:

Espacio y tiempo para sembrar libertad

Somos humanos, limitados, finitos y mortales. Seres vivos e inteligentes cargados de sentimientos, ideas e intereses. Somos humanos, erráticos e imperfectos que necesitamos vivir en sociedad.

En ocasiones nos perdemos olvidando quiénes somos y dónde estamos. Perdemos consciencia de nuestra propia existencia y condición humana. Al perdernos como sociedad nos condenamos a convertirnos en nuestros propios enemigos. Es, entonces, cuando hacemos de nuestro mundo un lugar cruel y anti-humano.

Vivimos en un espacio y tiempo con dinámicas injustas, carentes de lógica y sentido común; vivimos pues en dictadura, en un estado de miedo permanente y desconfianza desbordada.

Sentimos que no somos un país libre; que, como individuos, estamos, cada vez más, sometidos a las voluntades de un pequeño grupo de personas con poder, armas y mucho dinero. En realidad no somos un país libre y el mundo lo sabe. La incómoda realidad es que no hemos aprendido a ser libres. TAGS:undefined

¿Qué es la libertad?

La libertad es un estado y no un trofeo; la libertad es una condición y no un premio; la libertad es un asunto espiritual y no un botín de guerra.

La libertad es un estado de consciencia que alcanzamos con paciencia, constancia y educación; la libertad no es una meta a la que llegaremos marchando, sino más bien un transitar constante de interrogantes, dudas y búsqueda de la verdad.

La libertad nadie nos la quita, somos nosotros quienes la perdemos en medio de la inconsciencia.

Somos libres cuando pensamos, cuando aprendemos, cuando descubrimos. Somos libres cuando nos encontramos y nos reconocemos sin prejuicios. Somos libres cuando somos humanos, genuinamente humanos, y no cosas con dueños.

Si queremos ser una nación libre, debemos entonces hacer de Venezuela un país más humano. Necesitamos rescatar los espacios públicos y darles vida y color; influir de manera positiva en nuestro alrededor.

Si queremos ser una sociedad libre, pudiéramos comenzar por recuperar las escuelas de nuestra comunidad por nosotros mismos y dejar de quejarnos y protestar porque otros desde Caracas no lo hacen. Así, en la medida en que actuemos, dejando de esperar que otros hagan por nosotros, seremos comunidades autónomas y, en consecuencia, libres.

La libertad no es algo abstracto que vuela por los aires sin rumbo fijo. Lejos de eso, la libertad es algo firme y fuerte que va creciendo como las raíces de un buen árbol.

La libertad no es algo de lo que se es dueño porque así lo dice un papel. La libertad es más bien como una delicada planta que requiere de tiempo y cuidado para crecer porque tiene vida propia.

La libertad no es un derecho que otro luchará para que tú lo disfrutes -esto es un mito que muchos políticos se empeñan aún en imponer-; la libertad debe ser algo que se siembra en nuestra tierra por todos y cada uno de nosotros con amor y paz. Desde lo individual, desde la familia y con la comunidad.

Este es nuestro tiempo y, pese a las adversas circunstancias, podemos decidir qué hacer con él. Estos son sus espacios y lo comparten con otros seres que también quieren libertad. Hagamos de los espacios públicos lugares para el común y especial tiempo de sembrar libertad.

Con paciencia y amor; con la ayuda de Dios y la voluntad de cada uno de nosotros.

Lorent Saleh
Prisión Política Sebin
Caracas, Venezuela. TAGS:undefined

{
}

Deja tu comentario En Valencia nuevamente se reunieron para orar por libertad del país y se leyó carta de Loret Saleh (27 - 3 - 2017)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.