Avisar de contenido inadecuado

Sistema eléctrico nacional en situación de vulnerabilidad crítica (16 - 2 - 2010)

{
}
*** Expertos de la Universidad Simón Bolívar alertan que la sequía y la estrechez crítica entre oferta y demanda comprometen confiabilidad de suministro de luz. Advierten que "el acentuado proceso de desinversión en proyectos y obras que permitieran expandir el sector eléctrico -imprescindible para suplir el previsible aumento de la demanda-, incrementó la vulnerabilidad del sistema de manera crítica" .

Ana Díaz
Fuente: Diario "El Nacional"

El sistema eléctrico nacional vive su momento más vulnerable con la sequía que afecta el embalse de Guri, la generación térmica insuficiente y la estrechez crítica entre la oferta y demanda de energía, dice el documento La USB ante la Crisis del Sector Eléctrico Venezolano, en el que se advierte que en 2010 se ha reducido de manera crítica la holgura entre la oferta de potencia y la demanda de energía, lo cual agota las reservas del sistema eléctrico y compromete su confiabilidad.

"El acentuado proceso de desinversión en proyectos y obras que permitieran expandir el sector eléctrico -imprescindible para suplir el previsible aumento de la demanda-, incrementó la vulnerabilidad del sistema de manera crítica", añade.

También subraya la dependencia de suministro de energía de un solo recurso: el agua, y recuerda que en los últimos años el sector "ha presentado problemas que en principio detectaron los expertos y prestadores del servicio y ahora constatan los usuarios. El problema del sector eléctrico, destaca, es estructural y su solución requiere una visión de conjunto con acciones de corto, mediano y largo plazo en las áreas de generación, transmisión y distribución.

El documento de la USB refiere que para finales de 2008 -según cifras del Centro Nacional de Gestión- Venezuela contaba con 201 unidades de generación, con una capacidad de 23.154 megavatios. 79% de ese parque generador tiene más de 20 años de antigüedad. Asimismo, las centrales de generación térmica e hidroeléctrica registran 30% y 10% de indisponibilidad, respectivamente y, aún así, atendieron en 2008 y 2009 la demanda máxima de 16.300 y 17.300 MW, respectivamente.

El año pasado comenzó a sentirse el efecto de la sequía -ocasionada por el fenómeno climático El Niño- sobre la cota del embalse de Guri y se ha dicho que la central colapsará en mayo si no se toman medidas de emergencia. Por eso, los expertos de la USB insisten en la conveniencia de tener un margen de reserva de 30% entre la oferta y la demanda, aunque advierten que el país tiene un déficit de 1.600 MW en 2010 y que el punto de equilibrio se logrará en 2012 sólo si se mantienen las inversiones y el ritmo de ejecución de las obras para atender el crecimiento de la demanda.

Al abordar la generación térmica, el análisis señala el atraso de la puesta en servicio de los proyectos -que pudieron compensar la energía faltante de Guri- y la escasez de gas, cuya participación en el parque termoeléctrico ha bajado de 87% a 57%, con el incremento del uso del gasoil y fue oil (combustibles de respaldo) de 13% a 43%.
La desinversión en la generación y transmisión de
electricidad ha generado una crisis estructural
| Saul Rondón.
{
}

Deja tu comentario Sistema eléctrico nacional en situación de vulnerabilidad crítica (16 - 2 - 2010)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.