Avisar de contenido inadecuado

Primero Rafael Urdaneta presenta informe sobre situación carcelaria en Venezuela (29 - 1 - 2013)

{
}

 Primero Rafael Urdaneta presenta

informe sobre situación carcelaria en Venezuela TAGS:

La ONG  Primero Rafael Urdaneta presentó un informe, de mano de su principal dirigente, Williams  G. Martínez Guevara, que refiere la actual situación carcelaria del país,  que se considera producto de un historial hasta el presente, cuando se destacan diversas dificultades, unas más graves que otras.

El presente documento, plublicado en el Blog Informativo "Valencia Hoy" es todo nun testimonio recogido por esta ONG Primero Rafael Urdaneta.

 

ONG  Primero Rafael Urdaneta

 P.R.U

 Informe sobre la situación carcelaria del país.

En Venezuela hay una tasa de 22 homicidios por cada mil presos. “una nación debe ser juzgada no por el tratamiento que brinda a sus mas ilustres ciudadanos, sino mas bien por el que le da a los mas excluidos de todos: sus presos.” La cita es de Nelson Mándela.

Mas de 19 mil muertos en las cárceles venezolanas desde 1976, esa es una pena de muerte muy particular y nada de eso ha provocado la alarma en ninguno de los sectores gubernamentales responsables de garantizar la vida de nuestros encarcelados en Venezuela.

 Las penitenciarías venezolanas se encuentran entre las más peligrosas del mundo. Según datos aportados por el Dr. Elio Gómez Grillo, Brasil tiene aproximadamente una población de 45 mil hombres privados de libertad y un promedio de 400 muertes violentas al año. Colombia, por su parte, con un universo de 75 mil presos, ocurre 12 muertes al año. Nuestro país, posee 45 mil 299 internos con un promedio de mas de 400 homicidios anuales.

 Tasa de muertes violentas de reclusos por países:

Brasil, 1

Argentina, 0,3

Colombia, 0,2

 Venezuela, 22 muertes violentas por cada 1.000 interno. Venezuela tiene mas muertos en las cárceles que Brasil a pesar de tener apenas el 6% de la población reclusa de aquel país.

 Población reclusa nacional 45 mil 299, procesados 14.mil 044 (60%), penados 7 mil 799 (34%), destacamento trabajo 1.476 (6%).

 Durante la gestión de gobierno del presidente Chávez han muerto en las cárceles del país 5 mil 634 internos y 16 mil 902 resultaron heridos por armas fuego y armas blancas. Según cifras aportadas porla OrganizaciónInteramericanade Salud. TAGS:

LA REALIDAD CARCELARIA.

(1) Antecedentes

La ONG por los derechos civiles de los venezolanos, Primero Rafael Urdaneta (PRU), durante los últimos años ha recibido información denunciando condiciones de detención y prisión violatorias de los derechos humanos en las cárceles de Venezuela y la consiguiente situación de rebeldía constante, a la que en muchos casos los agentes gubernamentales reaccionan con imprevisión, excesiva violencia y descontrol.

2.La Constitucióny las leyes venezolanas contienen prescripciones avanzadas y respetuosas de los derechos y trato que debe darse a los presos, y en lo relativo al cumplimiento de la pena. EL  Ministerio de Justicia, dicta las políticas y directrices en cuanto a prevención de los delitos, administración de justicia criminal, ejecución de las penas, medidas de seguridad, y elaboración del programa nacional penitenciario. La administración de los centros penales, está a cargo del poder central  a través de la supervisión externa del sistema penitenciario está a cargo de los Poderes Judiciales estatales.

3.  un censo oficial reciente, indicó que  la mayoría de los establecimientos penales que existen en el país,  se encuentran en situación precaria. La población carcelaria es cercana a los 23 mil 299 presos, el 96,31% son hombres y el 3.69% son mujeres. El 31% de los reclusos lo son por hurto o robo, 37% por homicidio, 10% por tráfico de drogas y el resto por otros delitos. Es importante señalar que el 95% de los presos son indigentes y el 97% son analfabetos o semi-analfabetos. Existe un 85% de reincidencia en la población penal, lo que demuestra que las cárceles no están cumpliendo una función rehabilitadora de los presos.

4. El PRU Considera, así como de otros antecedentes, que los grandes problemas que sufre el sistema penitenciario venezolano son los indicados a continuación.

(2) Sobrepoblación y Congestión Carcelaria

6. Esta falta de espacio, hacinamiento y sobrepoblación en las cárceles del país, fue confirmada por funcionarios del gobierno nacional, de estos centros, afirmaron que estos eran un verdadero "depósito de seres humanos". que en un espacio de unos tres metros por cuatro (12 m2), destinado a alojar trece presos, se alimentan y duermen, sin camas ni comodidad mínima alguna, muchas veces sentados o parados por falta de espacio, casi veinte presos, ofrecía un aspecto impresionante, ya que los presos se encontraban, parados, ocupando prácticamente cada centímetro de su superficie. Era tal la falta de espacio que para uno pudieran moverse y conversar con los presos, éstos tenían que ir abriendo paso entre ellos. Según los internos existen patios que sirven de vivienda de muchos presos, que duermen amontonados, a veces sentados, parados, a merced de la lluvia o inclemencias del tiempo. Algunos presos mostraron sus piernas llagadas producto de dormir en el suelo.

7. Un hecho que llamó especial atención es el censo penitenciario, es que como consecuencia de la falta de establecimientos penales y espacio dentro de éstos, el 51% de los presos condenados cumplen su condena en establecimientos de carácter provisional,  lo que trae aparejado que muchas veces simples detenidos, procesados y/o presos primerizos estén mezclados con presos condenados por graves delitos, lo que conlleva, como se comprueba más adelante, una abierta contravención a normas internacionales y graves perjuicios para algunas categorías de presos.

8. El presente Gobierno es consciente del problema de congestionamiento en las prisiones y ello se refleja en el Programa Nacional de Derechos Humanos. Éste pretende a corto plazo: 1) crear nuevos establecimientos e incrementar el número de vacantes, utilizando para ello recursos del Fondo Penitenciario Nacional; 2) proponer legislación para introducir sentencias alternativas en la prisión para los crímenes no violentos; y a mediano plazo, 3) incentivar la agilización de los procedimientos judiciales a fin de reducir el número de detenidos a la espera de sentencia.

10. Según el Gobierno, la construcción de nuevos presidios resolverá el problema de espacio y permitirá la creación de un ambiente propicio para la resocialización de los internos

11. Con vistas a disminuir la presión sobre el sistema penitenciario y contribuir a una rápida recuperación de los internos, el gobierno debería enviar un proyecto de ley ala Asamblea Nacionalextendiendo la aplicación de penas alternativas a la privación de la libertad. El objetivo es lograr sobre todo que aquellas personas que hayan cometido crímenes contra el patrimonio público reconstruyan lo que fue destruido o devuelvan a los cofres públicos lo que apropiaron indebidamente, con años de prisión.

12. El gobierno nacional esta construyendo establecimientos del sistema penitenciario  que son muestra de un esfuerzo serio y científico de concretar nuevos modelos para el tratamiento y rehabilitación de los reclusos.

Estos nuevos  Centros Penitenciarios deberían,  donde además de un aceptable cumplimiento de los estándares internacionales de tratamiento, llevar a cabo programas de reinserción a través del trabajo productivo dentro y fuera del establecimiento para un porcentaje importante de la población carcelaria. También otras iniciativas como: (talleres de pintura, teatro, aprendizaje, biblioteca) que tienden a cumplir el objetivo de rehabilitación que debería ser la norma para todos los establecimientos.

 (3) Higiene y Salud

Tuve la oportunidad de constatar las precarias y deficientes condiciones higiénicas en que viven los presos y la falta de una adecuada atención médica y tratamiento psicológico para los mismos. Según declaraciones de los propios presos, en casos de peleas o dolencias son los mismos presos los que deben tratar a los heridos o enfermos. Al visitarla Penitenciaría Femeninase recibió quejas de las reclusas de la falta de atención médica, especialmente ginecológica y dental y a la carencia de vehículos para transportar a las internas al médico u hospital. Los baños colectivos eran inadecuados e insalubres en estos recintos.

14. De igual manera tuve la oportunidad de visitar un pabellón de enfermos de Sida, que yacían en sus camastros, prácticamente abandonados y la falta de higiene. Esta grave enfermedad afecta especialmente a los presos de los grandes centros urbanos y aproximadamente el 16% de los presos  y cárceles públicas son portadores del virus HIV-Sida. En los estados terminales de la enfermedad es difícil encontrar quien quiera socorrerlos ni llevarlos a los hospitales.

15. muchos presos se quejaron de molestias gástricas, urológicas, dermatitis, neumonías y ulceración que no eran atendidas adecuadamente, sosteniendo que muchas veces ni siquiera existían medicamentos básicos para tratarlas.

16. cuando los presos enfermos necesitan ser trasladados a centros asistenciales u hospitales para recibir un tratamiento médico determinado o de urgencia, la policía militar (organismo encargado de escoltar o transportar a los reclusos a los hospitales) a veces se negaba hacerlo o dilataba sin justificación alguna su escolta, teniendo muchas veces como consecuencia el empeoramiento del estado de salud del enfermo.

(4) Alimentación, vestido y camas

17. En los diferentes centros penitenciarios que visite numerosos presos se quejaron que la comida que se les proporcionaba era insuficiente, que pasaban frío, que cuando llovía se mojaban y no tenían ropa para cambiarse teniendo que permanecer con la ropa mojada y húmeda por muchos días.

18. De igual manera me informaron  a la que los presos que tenían dinero podían obtener algo más de comida y abrigo. Llama la atención que acorde a estudios realizados, los que coinciden con los testimonios recibidos, en los centros penitenciarios es frecuente encontrar "desvío de alimentación", es decir que la comida es comercializada por los guardias u otros a los que puedan sobornar, o fuera del establecimiento, lo que trae aparejado un aumento en el clima de violencia al interior de las cárceles, con las consecuencias trágicas que se presentan en los centros de reclusión. 

(5) Asistencia judicial y solicitudes de beneficio de los presos

19. Casi sin excepción, recibí quejas de los presos con respecto a la lentitud de los trámites cuando solicitan los beneficios a que tienen derecho conforme a la ley, y a la complejidad de los trámites judiciales para obtener los mismos, trámite que se ve aún más agravado por la falta de asistencia legal adecuada  Dichos beneficios legales son, entre otros, la transferencia a regímenes abiertos y semi-abiertos, la rebaja o la remisión de la pena (un día descontado de pena por cada tres de trabajo) y la decisión de liberar a los reclusos cuando han cumplido el término de sus respectivas condenas.

20. Según lo indicaron presos con los que me reuní el 81% de los internos ya han cumplido 1/6 de la condena y, por lo tanto, tendrían derecho a pasar a un régimen semi-abierto, y un 50% tendría derecho a pasar a un régimen abierto según el tiempo cumplido. Sin embargo, los procedimientos son largos y complicados, por lo que están obligados a continuar bajo el régimen cerrado. 

(6) Vínculos y visitas familiares

21. recibí quejas por parte de los reclusos señalando que era prácticamente imposible tener intimidad con sus parejas o familiares cuando eran visitados. De igual modo se señaló que muchas veces los funcionarios penitenciarios cobraban dinero a los familiares de los presos a fin de permitir las visitas.

 (7) Rehabilitación falta de oportunidad de trabajo y recreación al interior de las cárceles

22. Una de las funciones que debe cumplir la pena es la rehabilitación del individuo, a fin de que éste pueda en la mayor medida posible tener una reinserción armónica a la sociedad. El trabajo productivo en la penitenciaria es considerado como un mecanismo indispensable para alcanzar ese objetivo.

23. Sin embargo, muchos de los presos entrevistados se quejaban de no tener trabajo en las prisiones, que se pasaban todo el día durmiendo o deambulando de un lado para otro El Censo Penitenciario al respecto señala que el 91% de los presos no desarrollan un trabajo, sea pedagógico o productivo, siendo éste uno de los factores más decisivos en las tensiones y revueltas carcelarias. Debe destacarse que la mayoría de los detenidos tenían empleo productivo antes de entrar en prisión.

24. El hecho de que la población carcelaria en nuestro país, sea significativamente joven, ya que el 72% de los reclusos tienen menos de 26 años, hace aún más imprescindible que se desarrollen efectivas políticas de rehabilitación de los reclusos y posibilidades de trabajo, toda vez que se trata de una población que puede tener una vida productiva por delante, y de no ser así permanecerán en una marginalidad permanente.

25. asimismo recibí constantes quejas de los reclusos entrevistados de que no tenían prácticamente ninguna actividad de recreación, situación que también ayuda a aumentar el clima de violencia existente (Rebeliones y Matanzas en los Centros Penales).

(8) Separación de los reclusos por categorías

26. pude verificar asimismo, por declaraciones de los presos, confirmadas por autoridades penitenciarias, que en muchos centros penales no hay división de los internos conforme a la naturaleza del delito, ni por edad. Por el contrario, en establecimientos destinados a detenciones temporales conviven presos condenados por diferentes delitos (primarios y reincidentes), jóvenes, adultos, detenidos en prisión preventiva, detenidos en flagrante delito y presos temporales sujetos a investigación.

27. Una de las principales razones para indicar que es necesario separar a los reclusos en categorías es evitar, entre otras cosas, que aquellos reclusos que tenían un pasado criminal ejerzan una influencia nociva sobre delincuentes primerizos o que se encuentran en proceso de investigación, facilitar la readaptación social y garantizar la seguridad física de los detenidos. Fui informado tanto por agentes penitenciarios como por presos, que las cárceles se estaban transformando en verdaderas escuelas del crimen, donde los presos con experiencia enseñaban a los más jóvenes cómo realizar diferentes iícitos penales, establecían vínculos y dependencias orientadas al delito en un mundo de ilegalidad del que es difícil salir y al cual el sistema carcelario, de hecho, estimula.

(9) Sanciones Disciplinarias

Pude comprobar, asimismo, que todavía existen las celdas de aislamiento ("celdas fortes"), en donde, según se informó, después de un procedimiento sumario, se encierra a los presos que han cometido faltas disciplinarias. La reclusión es hasta de treinta días y según declaraciones de los presos, son sujetos a castigos adicionales.

(10) Agentes penitenciarios

29. En el desempeño de sus tareas, los funcionarios penitenciarios deben respetar y proteger la dignidad humana, así como mantener y defender los derechos humanos de todas las personas. Recibí testimonios que los funcionarios penitenciarios muchas veces dan un tratamiento deshumanizado, cruel y prepotente a los presos, lo que se traduce en torturas y corrupción. Esto se debe básicamente a la falta de una adecuada preparación especial de los funcionarios penitenciarios en lo referente a derechos humanos y trato para con los prisioneros, a la escasez y mala remuneración del personal, y a la falta de una adecuada supervisión y control e impunidad consecuente.

30. El sistema penitenciario venezolano carece de suficientes funcionarios penitenciarios. De acuerdo a lo señalado en el censo penitenciario, existe una relación de 17 presos por cada funcionario, lejos de lo que recomienda las Naciones Unidas de 3 presos por funcionario.

31. observe con agrado los planes del Gobierno para mejorar el entrenamiento de agentes penitenciarios, como parte de un proyecto más amplio de reclutamiento, entrenamiento y mejoramiento de las condiciones de trabajo de los funcionarios penitenciarios.

(11) Falta de Recursos

32. Los funcionarios carcelarios informaron que uno de los principales problemas que aquejaban al sistema es la falta de una asignación presupuestaria adecuada al sistema penitenciario, lo que impide un mejor servicio.  TAGS:

B. LAS REBELIONES Y MATANZAS EN LOS CENTROS PENALES

33. En los centro penales venezolanos hay en promedio 3 rebeliones y 4 fugas cada día.Las causas de éstas son muy variadas; los presos esgrimen como tales las condiciones materiales, alimentación, falta de asistencia jurídica, médica, religiosa, sobrepoblación, condiciones mínimas en el trato, violencia carcelaria por parte de los funcionarios carcelarios y la ineficacia de los organismos de control y queja. Por su parte, algunos agentes penitenciarios señalan a las rebeliones como mecanismos tentativos de los presos para fugarse en masa.

34. Las rebeliones al interior de los presidios han tenido en muchas ocasiones trágicas consecuencias, costando la vida a muchos presos, así como a guardias penales. Al respecto cuando las autoridades penitenciarias han decidido no negociar con los rebeldes y deciden aplastar las rebeliones con violencia, han ocurrido muertes de guardias y detenidos, mientras que cuando las autoridades carcelarias han negociado se minimizan los decesos. Un estudio comparó sobre una muestra de rebeliones el resultado de distintas estrategias seguidas. Se comprobó que sobre  rebeliones ocurridas en ninguna de las 6 de estas rebeliones donde se negoció hubo muertos; en cambio en las cinco oportunidades en que no se negoció y se reprimió con violencia a los rebeldes, hubo muertos entre guardias y detenidos

36. En relación al gran número de muertes que han ocurrido al interior de las prisiones debido al uso irracional e indiscriminado de la fuerza, deseo señalar que el uso de la fuerza por parte de los funcionarios penitenciarios debe ser aplicado solamente de manera excepcional, bajo los criterios de ser razonablemente necesaria, según las circunstancias para la prevención del delito, así como proporcional a la amenaza y riesgo. La negociación debe ser el instrumento idóneo y usual, para lo cual debe entrenarse al personal, y desarrollar técnicas y especialistas apropiados. El uso de las armas de fuego se considera una medida extrema, de tal manera que debe hacerse todo lo posible a fin de evitar su uso. En general no deben usarse armas de fuego excepto cuando el presunto delincuente ofrezca resistencia armada o ponga en peligro la vida de otras personas y no pueda reducirse o detenerse al presunto delincuente aplicando medidas menos extremas. TAGS:

 C. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

37. El propósito de las penas privativas de libertad es entre otros separar a los individuos peligrosos de la sociedad, a fin de proteger a ésta en contra del crimen, y la readaptación social de los condenados. Para ello, el régimen penitenciario debe emplear todos los medios curativos, educativos, morales, espirituales, y de otra naturaleza y todas las formas de asistencia de que pueda disponer, a fin de reducir en lo posible las condiciones que debiliten el sentido de responsabilidad del recluso o el respeto a la dignidad de su persona, y su capacidad de readaptación social.

38. Del análisis que hemos efectuado sobre la realidad carcelaria en nuestro país, surge que en muchas prisiones los presos se encuentran en condiciones infrahumanas, lo que constituiría una violación dela Convención Americanasobre Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales de derechos humanos. La mayoría de los presos en Venezuela se encuentran prácticamente maltratados y desamparados, y es poco factible su efectiva rehabilitación y readaptación, dadas las condiciones físicas y humanas de las cárceles y del personal penitenciario a su cargo.

39. Frente a esta realidad, considero que los esfuerzos que se propone realizar el Gobierno venezolano, en materia penitenciaria a corto, mediano y largo plazo según lo señalado por el presidente Hugo Chávez, son indispensables, requieren toda la energía política, técnica y financiera necesaria, y deben ser encarados con absoluta urgencia.

40 además de incentivar al Estado  para tornar en realidad su programa penitenciario, se permite recomendar:

a) Aplicación de medidas carcelarias:

Se adopten todas las medidas adecuadas para mejorar la situación de su sistema penitenciario y el tratamiento que reciben los presos, a efecto de cumplir a cabalidad con lo establecido en su Constitución y en sus leyes, así como los tratados internacionales de los cuales el Estado es parte. Al respecto se recomienda que se aplique efectivamente como instrumento guía las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos y Recomendaciones Relacionadas de las Naciones Unidas.

b) Condiciones carcelarias físicas:

Se aumente la capacidad de plazas del sistema penitenciario de manera considerable, a efecto de solucionar el grave problema actual de sobrepoblación, y simultáneamente se establezcan condiciones de reparo físico, sanitarias y de talleres y de recreación, de acuerdo a las normas internacionales. 

c) Higiene y salud:

Se mejoren las condiciones de higiene y salud en los establecimientos penitenciarios, delegaciones policiales y cárceles.

Se otorgue a los detenidos y presos sin distinción alguna las atenciones médicas que requieran de manera oportuna y eficaz y cuando sea necesario se realice su transporte a centros asistenciales sin dilación alguna. Se establezcan los servicios de atención necesarios para los enfermos de Sida y portadores de HIV, y se prohíba toda discriminación impropia a su condición.

d) Alimentación y ropas:

Se provea a los reclusos de una alimentación adecuada y balanceada acorde con las calorías requeridas. Se tomen medidas para evitar el desvío de alimentos que favorezca ilegalmente a algunos reclusos y/o sea un efecto de corrupción administrativa. Que se le garantice vestimenta adecuadas a sus necesidades recomendadas, si es posible uniformes decentes.

e) Asistencia judicial:

Se adopten todas aquellas medidas necesarias para otorgar una real y efectiva asistencia jurídica gratuita a los que la necesiten y no puedan sufragarla durante todas las etapas del proceso judicial.

Se otorgue y reconozca de manera eficaz y oportuna a los presos los beneficios y privilegios a que tienen derecho en conformidad a la ley, en particular en cuanto a remisión de condenas, indultos, visitas familiares, etc.

Se aceleren los procesos judiciales que mantienen en reclusión a reos no condenados, y se los libere si han cumplido el máximo autorizado legalmente.

Se consagren efectivamente en la legislación normas referentes al cumplimiento alternativo de penas.

 f) Rehabilitación y separación de los detenidos en categorías:

Se separe a los detenidos en prisión preventiva de los condenados, y a éstos últimos de acuerdo con el tipo y gravedad de delito, y la edad de los reclusos.

Se ofrezcan oportunidades de trabajo a los presos, así como programas educativos, de rehabilitación y recreacionales que ayuden a su readaptación y reinserción en la sociedad. 

g) Sanciones disciplinarias:

Se eliminen las celdas de aislamiento o "celas fortes", en tanto estén en contravención a normas internacionales.

Se establezcan efectivos y oportunos mecanismos de control interno en el sistema penitenciario a fin de sancionar a los funcionarios penitenciarios responsables de abusos y actos de violencia contra los presos. 

h) Agentes penitenciarios:

Se creen programas adecuados de formación y especialización para los agentes responsables por la seguridad, administración y supervigilancia de las prisiones, así como para el personal médico del sistema carcelario.

Se aumente el número de funcionarios penitenciarios en relación al número de presos, de acuerdo a proporciones establecidas internacionalmente. 

 i) Asignación de recursos:

Se dote al sistema penitenciario en los presupuestos federales y estatales de los recursos monetarios y materiales necesarios a fin de que pueda desarrollar cabalmente sus planes y metas trazados por el Programa Nacional de Derechos Humanos, y puedan alcanzar el mínimo de condiciones y seguridad requeridos, acorde con los instrumentos internacionales.

j) Manejo de situaciones de violencia:

Se desarrollen políticas, estrategias y técnicas y personal adecuado para evitar situaciones de violencia entre los reclusos.

 

Williams  G. Martínez Guevara

Coordinador  Nacional del P.R.U.

 acoisavalencia@hotmail.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Primero Rafael Urdaneta presenta informe sobre situación carcelaria en Venezuela (29 - 1 - 2013)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.