Avisar de contenido inadecuado

El mundo espera beatificación de Juan Pablo II (1 - 5 - 2011)

{
}

Miles de personas asistirán el domingo en la plaza de San Pedro a la beatificación de Juan Pablo II, quien será proclamado beato por el papa Benedicto XVI tan solo seis años después de su muerte.

La beatificación del Papa polaco, quien falleció el 2 de abril de 2005 a los 84 años tras una larga enfermedad que el mundo siguió en directo, es el paso previo a la canonización y se lleva a cabo en un tiempo récord, inferior a los cinco años habitualmente necesarios para iniciar el proceso.

El nuevo beato, entre los papas que más tiempo han ocupado el trono de Pedro, transformó el rostro de la Iglesia en casi 27 años de pontificado.

Su beatificación será el día del trabajo, una coincidencia feliz ya que durante su juventud Karol Józef Wojtyla fue obrero metalúrgico, además de gran defensor del sindicato independiente polaco Solidaridad, que dio lugar al movimiento en los años 80, contribuyendo a la caída del comunismo en Europa del este.

Unas 300.000 de personas, entre ellas polacos, españoles, franceses llegarán en trenes, avión y buses especiales a Roma para asistir a la ceremonia, la cual será presidida por uno de sus colaboradores más cercanos, el entonces cardenal Joseph Ratzinger, hoy Papa.

Numerosas personalidades, entre ellas el presidente de México, Felipe Calderón, el primer ministro francés, François Fillon, la primera dama dominicana, Margarita de Fernández, asistirán a la beatificación que será transmitida en directo por televisión a numerosos países.

La víspera, el 30 de abril, una misa de preparación será celebrada en el Circo Máximo, en el centro de Roma, mientras el 2 de mayo, será oficiada una misa de acción de gracias en la Plaza de San Pedro, presidida por el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado.

La sepultura definitiva de los restos de Juan Pablo II se realizará sucesivamente en la basílica de San Pedro, en la capilla de San Sebastián, al lado de la capilla en donde se encuentra la célebre estatua La Piedad de Miguel Angel, en el ala derecha del templo, y se realizará de forma privada.

La beatificación de uno de los pontífices más populares de la historia reciente, que viajó por todos los rincones del planeta y utilizó todo tipo de medios de comunicación para llevar su mensaje al mundo, convierte su papado en uno de los emblemas de la Iglesia de la era moderna.

El pontífice juvenil, deportivo, accesible, que escalaba montañas, esquiaba y bromeaba, fue inflexible hasta el final sobre temas como el control de la natalidad, el aborto y el divorcio.

Tampoco puso en discusión el celibato de los sacerdotes o el papel de las mujeres en la Iglesia, aunque fue el primer Papa que visitó una mezquita y una sinagoga, promovió el diálogo entre las religiones y no le tembló la voz para gritar contra la guerra, criticar el capitalismo salvaje y pedir centenares de veces perdón por los pecados cometidos por los católicos a lo largo de su milenaria historia.

La celeridad con la que el nuevo beato alcanza la gloria de los altares se explica por la "imponente reputación de santidad de la que gozó Juan Pablo II durante su vida, en su muerte y después de su muerte", explicó recientemente el Vaticano.

La comisión de cardenales y obispos de la Congregación para las Causas de los Santos aprobó en enero pasado el milagro atribuido a la intercesión de Juan Pablo II, para lo cual se escucharon inclusive a sus detractores.

Se trata de la curación "inmediata e inexplicable", en junio del 2005, de la monja francesa Marie Simon-Pierre, quien sufría el mal de Parkinson, la misma enfermedad que afectó al jefe de la Iglesia católica.

La monja, de 50 años, enfermera de profesión, asistirá a las ceremonias, que rendirán homenaje a una de las figuras más carismáticas de la Iglesia, en un momento marcado por el desprestigio de la institución tras los escándalos en varios países de Europa y América por la pedofilia de sacerdotes.

Las autoridades de la capital italiana no esperan para la beatificación la impresionante muchedumbre de fieles que participó a los funerales de Karol Wojtyla y que lo despidió al grito de "santo subito", "santo subito" (santo ya).

Si bien para la canonización de Juan Pablo II, es decir para que sea proclamado santo, se requiere la ratificación de otro milagro, su figura y obra comienza a ser cuestionada.

La principal sombra que pesa hoy en día sobre su papado es que no haya usado contra los curas condenados por pedofilia, entre ellos el fundador de los Legionarios de Cristo, el mexicano Marcial Maciel, la misma intransigencia que aplicó a los sectores más progresistas de la Iglesia, como la teología de la Liberación, que apartó sin titubear.

 

FUENTE: GLOBOVISIÓN

{
}

Comentarios El mundo espera beatificación de Juan Pablo II (1 - 5 - 2011)

hola esta betificacacion estubo marravillosa soy de nicaragua y por eso me levante als 1 de la mañana a ver la gran betificacion :-) :-D el papa no es beato es un santo en su vida se vio el amor a cristo  viva juan pablo sugundo nicaragua mariana se alegra  por tu betificacion viva el papa viva el beato viva el santo papa juan pablo gracias :-P :-P
walkenia lizbeth walkenia lizbeth 05/05/2011 a las 00:28

Deja tu comentario El mundo espera beatificación de Juan Pablo II (1 - 5 - 2011)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.