Avisar de contenido inadecuado

''El Monje de Camoruco'': En la OEA las cosas no salieron como esperaban USA y Venezuela (8 - 6 - 2018)

{
}

                             ''El Monje de Camoruco''

Por Sergio Márquez Parales TAGS:undefined

En la OEA las cosas no salieron como esperaban USA y Venezuela

Si bien es cierto que 19 países votaron a favor de aprobar la resolución en contra del gobierno de Venezuela, los resultados de la votación no dejaron satisfechos a los representantes de los Estados Unidos.

Previo a la sesión el vicepresidente norteamericano, Mike Pence y el secretario de estado Mike Pompeo, utilizaron todos los mecanismos para presionar a los países miembros con la finalidad de alcanzar la cifra de los 24 votos necesarios para impulsar de una buena vez la aplicación de la Carta Democrática del organismo; incluso, la noche del día lunes, en una cena privada ofrecida por Pence, hubo una serie de ofrecimientos a los países del CARICOM, los cuales no tuvieron ningún efecto a la hora de la votación.

Pero si para USA el resultado no fue el óptimo, tampoco lo fue para la delegación de Venezuela que daba por descontado que tanto República Dominicana, como Santa Lucía, se iban a abstener para dejar en solo 17 votos a los estadounidenses y sus aliados; sin embargo, ambos países decidieron votar a favor de la aprobación de la Resolución.

A pesar de todo, la Organización de Estados Americanos acordó iniciar el proceso de suspensión de Venezuela del organismo.

La resolución fue aprobada con los 19 votos a favor de los países Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía; mientras que, Bolivia, Dominica, San Vicente y Venezuela votaron en contra de la misma.

Los 11 países que se abstuvieron en la votación de la resolución planteada por la OEA para declarar ilegítima la reelección de Nicolás Maduro y la “alteración del orden constitucional” en Venezuela fueron: Saint Kitts and Nevis, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay, Antigua y Barbuda, Belice, Ecuador, El Salvador, Grenada, Haití y Nicaragua.

¿Cuáles son las consecuencias de la aprobación de la resolución de la OEA?

En primer lugar, ahora se efectuará una Asamblea General Extraordinaria, en la que se analizará la suspensión de Venezuela del organismo Interamericano y la posible aplicación de la Carta Democrática Interamericana, lo que ameritaría una nueva votación en la cual se requieren 24 votos a favor.

Sin embargo, las decisiones de la 48 Asamblea de la OEA celebrada durante los pasados 4 y 5 de junio, plantean para el gobierno del presidente Nicolás Maduro y para el país en general, un pésimo cuadro que revela una difícil situación geopolítica en cuanto a las relaciones de Venezuela con el resto de las naciones de la región.

Por ejemplo, en el documento la OEA pide al Gobierno restituir la autoridad de la Asamblea Nacional, respetar los derechos humanos, permitir la ayuda humanitaria -especialmente en salud- e insta a los estados miembros a adoptar medidas en lo político, económico y financiero para restablecer del orden democrático en Venezuela.

¿Qué opinan analistas sobre suspensión de Venezuela de la OEA?

Suspender a Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA), es un "proceso diplomático complejo" que requiere el apoyo de dos tercios (24) de los 34 países miembros, dijo el secretario general del organismo, Luis Almagro.

"El valor de la suspensión es su carácter de sanción política y moral de unos gobiernos sobre otro, más que las consecuencias prácticas de dejar de participar en las actividades y programas de la OEA", agregó.

Para el abogado Mariano De Alba, especialista en Derecho Internacional, la votación demostró que Nicolás Maduro ha perdido casi la totalidad del apoyo con el que contaba hasta hace poco.

El artículo 20 de la Carta Democrática de la OEA determina las líneas que conducen a un proceso de gestiones diplomáticas para promover la normalización de la institucionalidad democrática que de resultar infructuosas se pasaría a la aplicación del artículo 21 de la normativa continental, dijo el especialista Mariano de Alba.

Por su parte, el internacionalista Carlos Luna sostiene que: “Aquí hay un error semántico, hay un error de terminología. Se habla de expulsión de la OEA. Los estados no son expulsados de las organizaciones internacionales porque precisamente eso sería declarar la propia ineptitud de la organización en su capacidad regulatoria del comportamiento de los estados. Venezuela no sería suspendida sino su Gobierno por pérdida de legitimidad.

Luna también se pronunció acerca de la posición de Venezuela con respecto a otros países y afirmó que el mundo se preocupa por la nación suramericana debido a su posición geográfica y estratégica.

“Venezuela se constituye en una cabeza de playa porque es la entrada a América del Sur por consiguiente todo lo que pasa en Venezuela afecta de una u otra forma a América del Sur y América Central por estar en el medio”, indicó.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), indicó que sería “un error táctico” expulsar a Venezuela de la Organización de los Estados Americanos (OEA) afirmando que la acción que debería realizarse es la suspensión.

“A primera vista pareciera una buena idea, especialmente porque sugiere la imposición de una sanción potente a un Gobierno que no merece pertenecer en un club de países que deben cumplir unos estándares mínimos de conducta democrática. Sin embargo, creo que sería un error”, dijo.

“Hay que mantener a Maduro en la OEA para seguir presionándolo con los mecanismos de control que existen, precisamente, para enfrentar circunstancias anormales. En lugar de expulsarlo definitivamente, habría que suspenderlo o imponerle sanciones que, por ejemplo, lo inhabiliten para participar en cualquier evento regional. Entre expulsión y suspensión hay una diferencia”, explicó Vivanco.

Además insistió en que se deben utilizar los mejores espacios, especialmente la OEA, para exigir el cumplimiento de las obligaciones jurídicas colectivas de protección de la democracia y los Derechos Humanos. “Es importante que haya cada vez mayor fiscalización y presión multilateral sobre la dictadura para impedir que logre consolidarse”, agregó.

Fuentes: El Nacional, Caraota Digital, El Universal, El Carabobeño y AFP Internacional.

Hasta nuestra próxima entrega amadísimos fieles.

{
}
{
}

Deja tu comentario ''El Monje de Camoruco'': En la OEA las cosas no salieron como esperaban USA y Venezuela (8 - 6 - 2018)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.