Avisar de contenido inadecuado

Mercedes Malavé (Copei): Abandonar los espacios es ser cómplices de este desastre (2 - 9 - 2019)

{
}

Mercedes Malavé (Copei)

                    Abandonar los espacios es ser

                        cómplices de este desastre TAGS:undefined

Caracas (Especial).- La presidenta de nacional de Copei niega las acusaciones de colaboracionismo con el gobierno de Nicolás Maduro, se ha planteado la reinstitucionalización del partido para recuperar espacios perdidos y defiende la vía electoral para continuar creciendo como organización

El pasado miércoles 28 de agosto, la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia emitió una sentencia que puso fin a un proceso legal en el que estaba sumido el partido socialcristiano Copei desde hace casi 10 años, cuando la directiva de esa organización, para entonces encabezada por Luis Ignacio Planas, no reconoció unos resultados electorales internos que habían favorecido al sector encabezado por Roberto Enríquez.

La diatriba interna se agravó con la intervención del partido por parte del TSJ, que nombró en 2015 una comisión ad hoc para que reorganizara a Copei y que estuvo al frente de la tolda identificada con el color verde durante los turbulentos años 2015 y 2018, cuando esta organización, precisamente por estar intervenida por el TSJ, fue expulsada de la MUD, sus candidatos a diputados retirados y, posteriormente, al participar en los comicios de alcaldes y de presidente de la República, en contra de la línea abstencionista de la MUD, ser acusados sus nuevos dirigentes de colaboracionistas y divisionistas.

Con la sentencia, la junta directiva derivada de un proceso comicial interno, realizado en marzo de este 2019, quedó definida legalmente, aunque el sector de Enríquez insiste en declararse legítimo y mientras sectores radicales de la oposición siguen sin reconocerla.

Puentes

Pero lejos de tratar que sus adversarios internos queden fuera de la organización, Mercedes Malavé, presidenta nacional de Copei, asegura que desea contar con el aporte de los anteriores dirigentes, destaca que lo más importante es que el partido ya salió de los tribunales y advierte que se impone la tarea de remar juntos para avanzar en la recuperación de espacios.

“La judicialización de Copei no iba a resolver el problema interno. Éste se resuelve con liderazgo, coherencia, política y, sobre todo, tratando de crecer. Después de la sentencia que suspende a Enríquez y coloca los cinco miembros de la junta, inmediatamente la MUD expulsa a Copei le quita las 27 (candidaturas a diputados) curules que teníamos en el acuerdo de las alianzas, Chúo Torrealba (ex secretario ejecutivo de la MUD) nos llamó cochinos de Troya”, explicó Malavé.

Indicó que actualmente tiene las mejores relaciones con Torrealba, a diferencia de aquél momento, y que entiende que el que uno de los partidos de la MUD fuera intervenido por el TSJ, con cinco miembros nombrados por el tribunal, influyó en que la coalición opositora cerrara filas contra Copei. No obstante, considera que el factor más importante para sacar al partido de los acuerdos fue que la organización no contaba entonces con suficiente apoyo popular.

“Si nosotros hubiésemos tenido una votación alta se hubiera hecho cualquier cosa para no sacar a Copei. Hubiese sido mucho más difícil repartirse los cargos del partido, pero este tenía 200 mil votos, y los partidos del G4 (las principales organizaciones de la MUD), AD, PJ, VP y UNT habían ganado las primarias en casi todos los lugares donde (los candidatos) se decidieron en primarias. Copei no ganó ni uno, porque si no, hubiésemos tenido candidatos como resultado de las primarias. Al perder todos los circuitos en primarias y al venir una sentencia judicial, los diputados por consenso también terminaron por ser repartidos entre los grupos que sacaron más votos en las primarias.

Detalló que hubo una serie de elementos que propiciaron que el partido viera mermado el respaldo popular. “No suelo explicar el problema interno acusando a unos u otros, pero el problema de fondo es el de la falta de institucionalidad y liderazgos reales en el partido. El problema de que todo se maneje desde Caracas, el de la MUD y sus alianzas y cómo se reparten el país, las candidaturas, toda esa dinámica electoral de la unidad para enfrentar al Gobierno hizo que la dirigencia (en las regiones) se sintiera atropellada porque los acuerdos se hacían en Caracas independientemente de los liderazgos”, señaló Malavé.

En este sentido, precisó que la organización debía concentrarse en crecer y que la primera decisión que tomó la junta fue no lanzar candidatos por fuera (de las alianzas). “El Gobierno está loco por dividir la unidad por lanzar candidatos, como hizo María Corina por ejemplo, que apoyó un candidato que no era de la unidad en Táchira y en Lara, como hicieron otros factores extremistas de la oposición que lanzaron candidatos por fuera y perdimos dos o tres diputados. Copei no lanzó candidatos por fuera, y quedó invalidado, como quedaron todos los partidos después de no haber participado en procesos electorales".

“Teníamos que afrontar el tema de la validación. No podíamos quedar sin el instrumento, y eso se logró. Vinieron las elecciones de gobernadores. Copei apoyó a los 24 candidatos a gobernadores de la MUD, apoyamos al (candidato ganador, Juan Pablo Guanipa, en) Zulia; en Táchira hicimos un trabajo importante gracias al cual Laidy Gómez es gobernadora; también en Anzoátegui donde Copei ha ido recuperando la votación rápidamente y apoyamos al gobernador de Nueva Esparta. Copei comenzó a mejorar su votación, fuimos creciendo, vinieron las elecciones de alcaldes y, en algunos municipios, liderazgos locales decidieron participar a pesar de que su partido no lo hiciera. Apoyamos a dirigentes muy emblemáticos tanto de PJ como de VP que estaban sin tarjeta. En Lecherías, el alcalde es de VP y tuvo todo el respaldo de Copei para poder ganar la alcaldía, en Táchira apoyamos a varios alcaldes adecos, así como al candidato de VP del municipio las Mesas de Seboruco que hoy es alcalde y Copei sacó algunas alcaldías importantes, como la de San Cristóbal, donde el alcalde es Gustavo Delgado", expuso.

Desacuerdo

Con respecto a las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018, que la oposición rechazó por haber sido ordenadas adelantar por parte de la asamblea constituyente, considerada por la oposición como ilegítima ya que no fue convocada por el pueblo sino por Nicolás Maduro, la máxima autoridad de Copei detalló que fue el desacuerdo entre los distintos sectores que adversan al Gobierno la que impidió que se acudiera a los comicios.

“Eduardo Fernández, que es el máximo líder de la Democracia Cristiana, está apartado de Copei pero sigue siendo un referente importante, envió un memorando en diciembre 2017 a la Conferencia Episcopal Venezolana, la MUD, directores de universidades, Fedecamaras, diciendo que 2018 era un año electoral, porque la Constitución así lo prevé y que en ese momento no se vislumbraban ni candidatos ni partidos. Después de la propuesta ‘referendo o nada’, ‘calle sin retorno’, todas esas cosas tan tristes y dolorosas que vivimos en 2017, en enero de 2018 no teníamos candidatos. Las encuestan decían que la persona que más favorecían los sondeos era Lorenzo Mendoza y él había dicho claramente que no quería ser candidato. No hubo forma ni manera de que los factores democráticos, no solo los partidos, sino las academias, la CEV, el padre Ugalde, la UCAB, toda la gente que ha estado involucrado en la Unidad se pusieran de acuerdo”, indicó.

Afirmó que durante una reunión en la sede de la UCAB con el rector José Virtuoso, representantes de Fedecamaras y partidos políticos dijeron que no iban a avalar un fraude electoral ese año, aún cuando Eduardo Fernández les había recordado que ese era un año electoral y que no era fraudulento llamar a elecciones, sino un deber constitucional.

“Pasó enero, febrero, marzo y llegó abril y no teníamos candidato. En último término Henri Falcón decidió lanzarse. El partido de él, Avanzada Progresista está en la MUD desde hace tiempo. Tienen diputados a la AN; fue el jefe de campaña cuando (Henrique) Capriles se lanzó contra Maduro, recorrió el país junto con él, se enfrentó a Chávez cuando éste estaba en su mejor momento, cuando el chavismo no era lo que es ahorita sino que era importante y se enfrentó a Chávez porque éste le ordenó expropiar unos galpones de la Polar y él se negó. Chávez le dijo entonces que se había vendido a los intereses mercantilistas de la derecha escuálida, que no tenía garra revolucionaria; Falcón se fue a PPT y luego formó su propio partido. Se postuló a las presidenciales y Copei, 7 minutos antes de que cerraran la página del CNE, decidió respaldar ese candidato”, explicó.

Aseguró que en ese momento el plan de la abstención o agenda abstencionista (que practicaría la oposición) no se conocía. “No sabíamos que se estaba preparando un desconocimiento en enero (de 2019), que Guaidó iba a ser presidente encargado; toda esa agenda no la conocíamos porque no tenemos representación parlamentaria y estamos fuera de la MUD. Yo presumo que el plan era ese, desconocer la elección para cuando en enero se juramentase el nuevo presidente de la AN dijera que iba a asumir las competencias del Ejecutivo.

- ¿De haberlo sabido y haber pertenecido a la MUD se hubieran plegado a esa agenda?

- Creo que no hubiésemos hecho caso porque eso nos mete en una agenda subversiva que se resuelve con un quiebre militar o con una invasión extranjera y eso para nosotros no es una vía posible porque Copei tradicionalmente, históricamente, desde la época de Caldera y de los fundadores, nunca ha apoyado golpes militares y mucho menos una injerencia extranjera. En la tradición de Copei no existe, ni en los escritos más antiguos ni en las dictaduras más fuertes, de Pérez Jiménez, el postgomecismo, etcétera, ningún llamado a este tipo de salida.

“No tendríamos doctrinariamente de donde agarrarnos para justificar eso. Hemos dicho muchas veces, y así lo ha dicho Eduardo Fernández, la salida constitucional no se puede separar de la electoral, pero salida constitucional no es aplicar el 350 o el 244 ni el 187, consiste en aplicar los cinco primeros artículos de la Constitución. El número cinco dice que la soberanía reside en el pueblo. Creo que para nosotros eso no iba a ser una opción. Desconocíamos de todos modos por completo el plan”, recalcó.

Añadió que hubo voceros de Copei que recibieron llamadas desde la embajada de EUU diciendo que no debían avalar ese proceso que consideraban fraudulento. “Sin embargo, dijimos, ‘es un problema de los venezolanos’. Acabábamos de validar el partido con muchas dificultades, tenemos alcaldes, legisladores en algunos estados. Entonces Copei participó y fue el partido que más votos sacó, obtuvo más votos que el de Henri Falcón. Todos los partidos que apoyaron a Falcón sacaron un número de votos y Copei obtuvo el mismo número de todos esos partidos juntos. La votación fue alrededor de un millón de votos. Estamos claros que nuestra forma de crecer es electoralmente porque somos una organización política electoral independiente.

Ese es nuestro nombre. Tuvimos una campaña de difamaciones, calumnias… de Henri Falcón le dijeron que iba a ser el vicepresidente de Maduro, a Eduardo Fernández lo acusaron de cualquier cantidad de calumnias y corrupción, y yo digo, revisen esas listas de Panama Papers, Odebrecht, donde aparecen tantos nombres de opositores y no encontrarán los nombres de Eduardo o Pedro Pablo Fernández por ninguna parte”.
Injusticia

En opinión de Malavé,  si se abandonan los espacios nadie tiene quien le resuelva los problemas que podrían estar al alcance a pesar de la crisis humanitaria que padece el país.

“Abandonar los espacios es ser cómplices de este desastre que estamos viviendo. Así hemos entendido la institucionalización del partido, un crecimiento de abajo hacia arriba, fortaleciendo los liderazgos locales y municipales sin apegos partidistas. No tenemos armas, no podemos producir quiebres militares ni queremos llamar una invasión porque conocemos las experiencias de invasión y cualquiera que se meta en internet puede ver cómo está Irak, Libia, Siria. A ningún país se le ha resuelto el problema con una intervención militar”.

- Hay una polémica desde el nombramiento de la junta ad hoc. Enríquez ha acusado a la junta directiva de usurpadores. ¿Buscarán acercamientos con ellos o queda de parte de ellos el integrarse?

- Es muy injusto llamar a la directiva actual usurpadora cuando lo que hemos hecho es sacar a Copei de los tribunales. Recuperar la autonomía de Copei era sumamente importante. Sin recuperar la autonomía, ni Roberto puede ser presidente ni se puede llamar a un proceso interno ni nada porque estando en los tribunales es imposible que un partido pueda funcionar autónomamente. Y el caso de Copei está cerrado, el expediente dice caso cerrado. Por lo tanto, el instrumento está al servicio de cualquiera que quiera participar ayudando a crecer a Copei.

“Nosotros nunca hemos dejado de tener conversaciones con Roberto Enríquez, permanentemente la institución a través de Pedro Pablo Fernández va a reunirse con él. Un ejemplo clarísimo, después que nos expulsaron de la MUD nos llamaron chavistas. Roberto Enríquez comenzó a decir que él era legítimo y nosotros los ilegítimos, (pero) el secretario general que Roberto Enríquez reconoce es Robert García, un dirigente de Chacao, él nos pidió la tarjeta de Copei para ser candidato en Chacao contra Duque y Copei lo apoyó a él y le quitó el apoyo a Duque que las encuestas decían que iba a arrasar. Rompimos la alianza con Duque para apoyar al legítimo de Robert García que no sacó ni 200 votos en este municipio. Si hubiésemos apoyado a Duque hubiésemos sacado una votación más alta y no nos hubiesen acusado de divisionistas ni chavistas por culpa de Robert García que fue candidato a alcalde.

A juicio de Malavé, al tema de la legitimidad de las autoridades hay que dejar de prestarle atención. Cree que, en este respecto, el sector de Enríquez está actuando de una manera errática y difamadora, por lo que no tiene sentido hablar de eso. “Roberto sabe que el proceso interno está en marcha, que nosotros queremos renovar a las autoridades municipales pero lo primero que tenemos que hacer es crecer porque si no crecemos quién se va a medir. Copei no tiene ni para montar juntas provisionales en todas las parroquias de Venezuela y todos los municipios. Estamos haciendo un trabajo, tenemos algunos municipios exitosos, pero por ejemplo en el caso de Caracas estamos muy mal y en vez de estar llamándonos legítimos o ilegítimos ¿quién va a hacer el trabajo en La Pastora, en El Recreo, en Catia? Tenemos una dirigencia allí que ya están mayores y que hay que sustituir por liderazgos nuevos. En ese trabajo nos encontramos todos y tenemos espacio cada uno para crecer todo lo que quiera.

-¿Le gustaría que Roberto Enríquez sumara su esfuerzo para este crecimiento?

- Por supuesto, que diga en qué municipio va ayudar y eventualmente podría competir contra una plancha de Enrique Mendoza o Pedro Pablo Fernández. Los que quieran construir liderazgo que lo construyan, pero en este momento no tenemos ni para completar una junta parroquial en algunos lugares. ¿Qué sentido tiene escribir tuits, mandar declaraciones dándole golpes al partido cuando lo que tenemos que hacer es tratar de refundar, renovar y hacer crecer en cada lugar porque todavía somos muy chiquiticos? Todavía Copei no aparece en las encuestas.

Ruta

- De cara al país, si bien es cierto que han hecho todo este trabajo, la gente ve que hubo una decisión del Tribunal Supremo de Justicia que nunca ha favorecido a la oposición, que ha declarado en desacato a la Asamblea Nacional y declarado inconstitucional todo lo que esta hace, pero a esta junta directiva la favoreció.

- ¿Qué le dice a la gente que ve que sí hay una vinculación porque los favorecieron?

- El problema del país es un problema político y se tiene que resolver políticamente. Nosotros estamos convencidos que por la vía del diálogo, la negociación, cumplir con la palabra empeñada, no andar buscando atajos sino tratar de crecer por la vía electoral, pacífica y constitucional, beneficia a la oposición. Benefició a Capriles, que fue gobernador contra Diosdado Cabello, contra Elías Jaua y el CNE, que está tan cuestionado como el TSJ, le tuvo que dar el triunfo electoral a la AN. No es verdad que todos, por supuesto que todos los órganos del Poder Público están completamente ideologizados y politizados, pero frente a ciertas realidades ellos no se pueden negar.
Los llamados a la abstención, a la no legalización del partido que han hecho César Pérez Vivas, Roberto Enríquez, nos dan la razón a nosotros para exponer ante un tribunal quién necesita un partido y quién no, porque para llamar a la calle, al golpe y a la no legalización no necesitas un partido.

Malavé está convencida de que el Gobierno no puede negar una avalancha de votos. “La política hace milagros, cuando uno hace las cosas bien no les queda otra que darte la razón. El chavismo tiene una base electoral importante. A ellos también les interesa la vía electoral por múltiples razones, si no expande la vía electoral y no reconoce las derrotas electorales vamos a seguir en un aislamiento tipo cubano y las elecciones no servirán de nada. Creo que es con política que vamos a resolver los problemas.

Desde la perspectiva de la dirigente copeyana, ni el TSJ ni el CNE son los peores órganos del Poder Público. “El peor órgano, el más viciado y corrompido es el Ejecutivo y, si me mandan a nombrar otro organismo perverso es ese adefesio de la asamblea constituyente. No le puedes dar el poder absoluto a nadie y contra eso no ha podido ni la salida, ni el quiebre militar ni los gringos ni las amenazas creíbles o increíbles de invasión ni la ayuda humanitaria va a entrar sí porque sí, nada de eso. El problema no es con el TSJ o el CNE, es con el Ejecutivo, es tratar de crear un esquema donde esos poderes se puedan renovar y el otro desaparecer”.

“El TSJ puede que nunca haya favorecido a un partido político pero ha favorecido a mucha gente de oposición, muchos litigios se han resuelto en el TSJ porque no tenemos otra instancia, litigios que pueden haber favorecido a gente de oposición. Que han hecho cosas arbitrarias sí, que han fomentado el deterioro de la independencia de Poderes en Venezuela, por supuesto. (Pero) hay que meterse en las rendijas de lo poquito de institucionalidad que nos queda porque si no nos tendremos que ir a una montaña y aprender cómo manejar un fusil. Si yo asumo la ruta de María Corina Machado lo primero que tengo que reconocer es que me tengo que ir a un monte a aprender cómo es la lucha armada y encabezarla yo, porque lo otro es propaganda para fines electorales”.

Complicación

- ¿Participaría en elecciones parlamentarias con el mismo CNE, garantías y condiciones actuales?

- Es un tema súper complicado. De nada nos sirven dos realidades, la primera participar en un proceso electoral para avalar otro organismo (que será) parecido a la constituyente. Porque nadie va a votar, porque sin garantías la gente no se va a movilizar. ¿Qué puede hacer Copei en un parlamento donde por haber convocado esas elecciones sin ningún tipo de condiciones la gente no vote? ¿Nos vamos a prestar nosotros a formar parte de una cámara donde no vamos a ir porque todos son chavistas y no tenemos nada que hacer allí porque es como otra constituyente? ¿Qué sentido tiene eso? ¿Qué sentido tiene para el Gobierno si ya tiene la constituyente tener otro organismo con las mismas características? Hacer eso no vale la pena ser diputado ni gastar energía en esa campaña si das por perdida la elección completamente, sin representación proporcional ni nada.

Acotó que tampoco sirve ganar las dos terceras partes (como se logró en 2015) si se asume el mismo esquema que viene asumiendo la Asamblea Nacional desde 2016. "Porque ¿de qué ha servido usar la Asamblea como una palestra para salir de a Maduro, destituir el chavismo decirles que se van a ir y ya por las buenas o las malas? Tenemos que crear un nuevo esquema de debate y diálogo en la AN y en la medida que se den las condiciones tenemos que apoyar la tesis de que vamos a una Asamblea que va a ponerse de acuerdo; que no va a un choque de poderes.

- ¿Ponerse de acuerdo con quién?

- Con el chavismo y la fracción de diputados chavistas. En un esquema 50-50 que se reconozca en algo como está constituido este país entre gente que apoya este gobierno y gente que no, esa fracción de diputados de la oposición lo primero que tendría que hacer es condenar las sanciones, el bloqueo y todo lo que está haciendo que el país empeore y el Gobierno va a estar de acuerdo. Unánimemente podríamos llegar a aprobar un rechazo a la injerencia venga de donde venga. Ellos tendrán que aprobar otras políticas que nosotros vamos a exigir y que tienen que desaparecer, rectores del CNE, despolitización. Se tiene que crear un nuevo esquema de relación en el seno de la AN.

- La Constitución establece la colaboración entre los poderes

- El artículo 106 dice que son autónomos pero que tienen que cooperar juntos a lograr los fines del Estado. La defensa de la soberanía, la defensa del Esequibo la no injerencia extranjera. En todos esos asuntos que tienen que ver con el Estado los Poderes Públicos deben cooperar. Para eso tienes que despolitizar. Una AN es una palestra de negociación y diálogo muchísimo más importante y legítima que una mesa de diálogo en Miraflores o en Barbados. Lo que tenemos es que utilizar ese poder sin un esquema de choque entre poderes. ‘Te vas tu o me voy yo’, ‘calle sin retorno’, eso no tiene ningún sentido. De lo que se trata es de que cada uno de los sectores, chavismo y oposición se acerquen al centro. Eso es un paso tú un paso yo. Nos estamos alejando de los extremos para ver si ellos se acercan también al centro apartando cada uno el extremo que representan Diosdado Cabello, Leopoldo López, María Corina Machado.
Recomposición

- ¿Han hecho acercamientos con el Frente Amplio?

- Estamos en un momento de asumir relaciones interpersonales más que interpartidos. Es el momento de los liderazgos auténticos, vengan de donde vengan, militen en el partido que militen. Las experiencias en los últimos procesos electorales con líderes auténticos de Primero Justicia, VP, AD, nos demuestran que hay un divorcio muy grande entre lo que diseña Caracas en franca complicidad con los EEUU y el Departamento de Estado, y lo que está en la base de esos partidos. En Alemania hubo una gran coalición entre socialdemócratas y socialcristianos para que Ángela Merkel siguiera siendo canciller cuando arriba habían comenzado a dividirse hasta el punto que Ángela Merkel dijera que se rompió la coalición. Y se hizo una gran convención con dirigentes de base y obligaron a mantener la alianza.

La unidad va a venir de abajo hacia arriba, no tengo la menor duda. Yo me entiendo muy bien con un dirigente de VP de Las Mesas de Seboruco, y los que tenemos responsabilidad nacional tenemos que hacer todo lo posible por ir hacia abajo, porque allí es donde está la solución, no arriba donde están los intereses, las personas no se pueden ver ni en pintura. Tenemos que entender que los liderazgos trascienden el protagonismo que pueden tener cuatro o cinco voceros nacionales. Es un problema de cada líder con su propia conciencia y frente a su propia comunidad; es yo voy a dar la cara por esta gente o no la voy a dar, voy a luchar por defender este espacio o no, voy a esperar que venga alguien de otro planeta a resolver los problemas o voy a ver cómo los resuelvo con los pocos recursos que hay. Creo que es la única vía posible para recomponer la unidad democrática y enfrentar al chavismo.

-La Organización Demócrata Cristiana de América no les reconoce y en cambio mantienen la afiliación del sector de Roberto Enríquez, ¿han tenido conversaciones con ellos?

- No le hemos dado mucha prioridad a ODCA porque hemos estado mucho más pendientes de la reinstitucionalización del partido. Es una organización demócrata cristiana que fue muy importante, pero se ha venido mucho a menos. De Venezuela hay siete partidos en la Internacional Socialista y solo uno, Copei, en ODCA. La mayoría de los partidos son de inclinación o procedencia socialista. El término demócrata cristiano nosotros lo tenemos bajo interrogación, pareciera que es una cosa que obedecía a un contexto histórico concreto, pero los valores que defendemos son universales, (como) dignidad de la persona, que la única vía que tiene un partido es la electoral. De todos modos, dentro de 15 días voy a ir a México; nos invitaron a los 80 años del PAN, conversaremos con el presidente de ODCA y veremos qué hacemos con eso. Me tiene sin cuidado lo que haga ODCA y lo que ellos decidan apoyar. No tienen en este país ningún ascendiente sobre ninguna persona ni ningún partido.

{
}

Deja tu comentario Mercedes Malavé (Copei): Abandonar los espacios es ser cómplices de este desastre (2 - 9 - 2019)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.