Avisar de contenido inadecuado

¡Hasta cuándo!/ ''El negocio de la usurpación''/ Por: Pablo Aure (30 - 7 - 2019)

{
}

¡Hasta cuándo!

                        ''El negocio de la usurpación''

Por: Pablo Aure TAGS:undefined

Les voy a decir lo que temo, y puede resultar difícil asimilar para muchos, pero no queda de otra que asumirla y enfrentarla:

Maduro a través de Juan Guaidó y de la Asamblea Nacional logrará legalizar (de manera refinanciada) una deuda que aprobó la Asamblea Nacional Constituyente.

Y ustedes se preguntarán ¿cómo es eso? ¿No se supone que la Asamblea Nacional tiene como prioridad el cese de la usurpación? Pues los hechos nos demuestran que no, y en peor sentido, nos muestran que luchamos contra un verdadero monstruo planetario, que tiene suficiente dinero para comprar voluntades.

La Asamblea Nacional (con la excepción de la Fracción 16J) no le interesa el cese de la usurpación sino la refinanciación de la deuda.

Lo digo con dolor, pero adoptaron a CITGO como la gallina de los huevos de oro, (quizá de eso se está hablando en Barbados). No se nota interés en el cese de la usurpación porque manejan CITGO a su real saber y entender. Me late que están haciendo literalmente “su agosto”. Desde luego, los acreedores deben estar también muy contentos porque sus acreencias aprobadas por la ANC (incobrables por ilegales) ahora pasarán a ser legales y ejecutables. (¿Se imaginan los millones que están en juego?)

Diputados y magos

Por arte de magia lo ilegal desaparece y lo que todos veían como ilegal, de un sombrero sacaron la legalidad. Vaya que son magos.

Me explico: en noviembre de 2017 la Asamblea Nacional publicó en la web un acuerdo en el que se detallaba con absoluta precisión los motivos de la ilegalidad de la deuda adquirida y aprobada por la ANC ese año (reestructuración), pero, ahora resulta que ese acuerdo no está en la web de la Asamblea Nacional y además, es menester recordar que recientemente, esa misma Asamblea Nacional que declaró ilegal la reestructuración de la deuda en el 2017, hace poco aprobó pagar los intereses de los bonos 2020 originados por la deuda ilegal comentada. Repito, fue (y es) ilegal, porque la aprobó el parapeto denominado Asamblea Nacional Constituyente, por lo tanto el Estado de acuerdo al artículo 332 de la CRBV “…no reconocerá otras obligaciones que las contraídas por órganos legítimos del Poder Nacional, de acuerdo con la ley” (Sic).

Parece un trabalenguas y los “magos” se aprovechan de eso, apuestan a que la mayoría de los ciudadanos no entenderán lo que hacen y en consecuencia no les reclamarán nada. No en vano, como artificio distractor del acto de magia, esperaron el momento oportuno para aprobar en 2da discusión el reingreso de Venezuela al TIAR, pero ahora el presidente Juan Guaidó demora su remisión a la OEA, y lo hace porque son especialistas en lanzar caramelos de cianuro. Digo esto con total convicción porque resulta que lo que sí es prioridad para la Asamblea Nacional es la emisión de nuevos bonos 2024. No quieren nada que pueda molestar al “usurpador” y levantarlo de la mesa de “negociaciones”.

Nueva deuda, y que siga la fiesta (usurpación).

Aunque usted no lo crea. Ya lo anunciaron, emitirán mil setecientos millones de dólares (1.700.000.000 $) en bonos, con vencimiento en 2024 y rendimiento del 9.5%, los que vencen en 2020 se cotizan al 3,5%. O sea, tendrán un rendimiento de seis puntos porcentuales más (6%), es decir, se traducirá en un negocio formidable para quien los compre porque en cuatro años, esos bonos representarán una ganancia de cuatrocientos millones de dólares (400.000.000 $)

Continuemos con el empeño de la AN que, no es precisamente el cese de la usurpación.

Citaré otro antecedente muy reciente: en la oportunidad de aprobar los intereses de la deuda ilegal que emitió los bonos con vencimiento en 2020, el presidente Juan Guaidó de manera inmediata remitió la orden de hacer el desembolso (71MM$), pero en cambio, el reingreso de Venezuela al TIAR fue el 23 de julio, y hasta el momento de escribir esta columna (domingo 28 Julio), todavía no se ha notificado oficialmente a la OEA la Ley aprobatoria, ni mucho menos, se ha pedido una reunión del Órgano de Consulta para que el embajador Gustavo Tarre exponga la necesidad de la conformación de una coalición militar para ayudarnos al cese de la usurpación, ya que nuestra FAN está en rebeldía al no obedecer a su comandante en Jefe.

¿Cómo cambiaron de criterio tan rápido?

Quizá la pregunta no es “cómo cambiaron de criterio”, sino “por qué”. Sigamos con la historia reciente. El actual procurador de la República, el abogado José Ignacio Hernández, quien fue nombrado por el presidente Juan Guaidó para que defendiera los intereses de la República, antes de ser nombrado, pensaba (y lo escribió) que esa deuda, y por consiguiente su pago era ilegal, entre otras razones, por haber sido emitida por la ilegítima e inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente, y no por la Asamblea Nacional mediante una ley que fije el máximo de endeudamiento público, en correspondencia con la ley de presupuesto, y que de conformidad a la Constitución, no puede efectuarse gasto alguno que no esté previsto en la ley de presupuesto.

Pero el procurador no se detuvo allí para explicar los motivos de declarar ilegitima, ilegal y odiosa la deuda que ahora, mágicamente decidieron no solo pagar, sino además refinanciar. El procurador aseguraba que esa deuda podía ser desconocida, ya que los acreedores no actuaron de buena fe, era un hecho público, notorio y comunicacional que la aprobó un órgano espurio (la anc) y además, pone ahínco en que tal endeudamiento agravaría la crisis humanitaria.

Me pregunto, si el señor procurador piensa eso (o lo pensaba), ¿cómo ahora cambia de criterio, recomendando que la deuda no debe desconocerse, sino que sugiere pagarla, y todo esto sin importar que se agrave la crisis humanitaria cómo el mismo procurador anticipó ocurriría a causa de la deuda?

La excusa pueril de haber pagado los intereses, fue la de evitar perder CITGO porque los tenedores de los bonos (que nadie conoce) podían ejecutar la deuda y quedarse con CITGO. Olvidan que el 49.9% de las acciones de CITGO están dadas en garantía al Grupo Rosneft (empresa rusa). Pero hay más, ¿si ahora están tan preocupados por “no perder” CITGO, por qué razón no mostraron esa misma preocupación en el 2017? La respuesta quizá es porque quien negocia y maneja la chequera es Guaidó y no Maduro.

¿Algún día sabremos la repuesta real? Creo cualquier respuesta pasa por la base de la corrupción. Nos mintieron una vez más y cambiaron la historia porque son de la misma casta, todo lo demás son detalles que quizá algún día sabremos.

Pero si dudan de esto, les invito a leer el artículo del procurador antes de ser procurador y que está disponible en el portal de Prodavinci: http://historico.prodavinci.com/blogs/es-legitima-la-deuda-publica-venezolana-por-jose-ignacio-hernandez/ (espero no lo desaparezcan como desaparecieron el acuerdo de la Asamblea Nacional)

Por favor, no nos quedemos callados ayudemos a quitarle la venda de los ojos a muchos ingenuos que todavía piensan que "vamos bien”.

@pabloaure

 

 

{
}

Deja tu comentario ¡Hasta cuándo!/ ''El negocio de la usurpación''/ Por: Pablo Aure (30 - 7 - 2019)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.