Avisar de contenido inadecuado

Empleados de supermercados privilegian a bachaqueros en compra de productos regulados (15 - 5 - 2016)

{
}

En Valencia

            Empleados de supermercados privilegian a

        bachaqueros en compra de productos regulados TAGS:undefined

*** Los trabajadores perciben su buena tajada al hacerlos pasar como familiares

(Por: Gutfan/Trabajo especial).- Los bachaquero se han convertido en los empresarios de esta Venezuela en crisis, claro está, estos personajes cuentan con la ayuda de los empleados de los supermercados, y por supuesto, con la venia de los gerentes y subgerentes, quienes coordinan la forma de distribución de venta de los alimentos regulados bajo el esquema de colas para los familiares de los trabajadores, ciudadano común, que incluye ancianos, mujeres, hombres y finalmente, la de funcionarios policiales, que nunca hacen cola, sino que se colean. TAGS:undefined

De las tres modalidades, la de los familiares lleva ventaja en comparación a la de los ancianos. Pues, es, en esa cola, donde la mafia de los bachaqueros ingresa sin contratiempo a comprar los productos regulados, sencillamente porque cuenta con el apoyo de algunos trabajadores que simulan pasar a sus parientes cuando no lo son, todo bajo la supervisión de los gerentes y subgerentes del mercado, pues así quedó evidenciado el pasado jueves 28 de abril en horas de la tarde en el Supermercado CM, de la avenida Paseo Cuatricentenario, de la urbanización El Bosque, al norte de Valencia.

Ese jueves llegaron suficientes productos regulados al mencionado establecimiento comercial, y la venta se extendió toda la tarde y parte de la noche, lo curioso del caso, es que no todos los que se encontraban en el CM podían comprar productos regulados, pese a que le correspondía su número de cédula de identidad, tal como lo establece la Superintendencia de Precios Justos (Sundde)

Los que sí tuvieron la fortuna fueron aquellos que iban acompañados de algunos trabajadores, que en reiteradas oportunidades ingresaron hasta cinco a seis personas, en diferentes tiempos y los identificaban como familias, cosa que dudaba. TAGS:undefined

Al observar la migración sospechosa de bachaqueros y no de familiares, las personas que realizaban su mercado normal de quincena quisieron ingresar a la cola que se realizaba en la parte interna, pero los mismos trabajadores y vigilantes se encargaron de aclarar bajo estos términos “señores, ésta es la cola exclusiva de los familiares de los trabajadores”, rápidamente la fila se disolvió, sin embargo, la duda quedó sembrada, porque se avistaba una movilización muy suspicaz, de que no todos eran familia.

Un joven que no pasa de 25 años de edad, vestido con franela roja del equipo de fútbol de España, caminaba desde la parte interna del merado donde se hacía la cola de los familiares hasta las externa muy cerca de las cajas registradoras, y luego, volvía a ingresar con otro grupo de personas alegando que era familia, y esa situación la repitió no menos de 15 veces.

Decidí seguir al chico sin que se percatara y observé cuando desde las afueras del local se hizo señas con otro grupo, e inmediatamente comenzaron a ingresar seis mujeres de diferentes edades y contexturas, además de una liceísta, nada parecidas físicamente al supuesto trabajador, para alegar que eran familia. TAGS:undefined

Fue allí, cuando decidí conversar con una de las féminas, y sin mucho tapujo me dijo “no niña, yo no soy familia, me conocen porque estamos afuera todos los días, ellos -señalando a algunos trabajadores- nos permiten el ingreso a cambio de ganancias-.

Al obtener esa respuesta, la inquietud me invadió y no me conformé con esa información, pues decidí entablar conversación con el chico de la franela del equipo español, quien caminaba de un extremo del mercado a otro, siempre llevando a los supuestos familiares.

Una vez que los dejaba, lo recibía un hombre de camisa azul con corbata, de unos 60 años, y éste a su vez, los conducía hacia la privilegiada cola, que no pasaba de seis personas, para luego ingresar al “encierro” donde les hacían entrega de los productos regulados.

Me dispuse a seguirle los pasos muy de cerca al chico de la franela del equipo de fútbol de España, que no metía goles, sino presuntos familiares. Mi intención era saber que función desempeñaba en el mercado, porque no portaba el uniforme, tal como lo hacían los otros trabajadores. No obstante observé, que tenía mucha confianza con el personal, se movía como pez en el agua, así como con el señor de corbata que seguramente era un supervisor, máximo un subgerente. TAGS:undefined

Y como quién no quiere la cosa, caminé al lado del chico y le dije: “-como hago para comprar dos harinitas”, -el muchacho mirándome de arriba hacia abajo, expresó, -esa es la cola de familiares, allí no puede comprar-, volví a necearle, -chico ayúdame, son solo dos harinas- y me volvió a repetir con su cara de no muy convencido de lo que decía y un risa macabra -esa es la cola de familiares, con su sonrisa burlona, siguió caminando, le contesté – gracias-.

El mismo muchacho salía y entraba con más personas, me veía y sonreía -como cuando alguien dice una mentira y está al descubierto- ya estaba al tanto que lo observaba, trató de evadirme, al rato no le importó, continuó con su rosario de ingreso de desconocidos, le seguí todo el tiempo mientras hacía una larga y lenta cola acompañada con mi esposo para cancelar las verduras, hortalizas, embutidos y uno que otro enlatado que se encontré en los anaqueles.

Solo había dos cajas habilitadas, y cuatro cerradas, por supuesto, las quejas de los compradores no se hacían esperar, era inaudito que dos cajas estuvieran abiertas para la compra de mercado no regulado, mientras que el resto fueron habilitadas para las compras de productos regulados por el gobierno. TAGS:undefined

Decidí no perder más tiempo en la cola, dejé a mi esposo esperando el turno con su carrito y las verduritas, me fui hasta donde eran llevados los supuestos familiares a hacer una fila interna para poder comprar. Allí confirmé nuevamente con otro trabajador que no todos los que ingresaban a esa fila eran familiares.

Luego me dirigí hacía la panadería, muy cerca fueron colocadas unas barreras para proteger de alguna manera la entrega de productos, en ese sitio, exactamente en el pasillo 28 solo entraban “los elegidos”, puede ser que hayan ingresado uno que otro familiar, pero no todos eran parientes, no hacía falta un ADN para advertirlo, los que estaban aprovechando la compra regulada eran los famosos “bachaqueros”, aquellos hombres y mujeres que han dejado su trabajo de secretaria, vigilante, ayudante del hogar, motorizados, obreros y estudiantes, para ponerse el traje que aporta mayor dividendo y con la “ayudadita” simulaban ser familiares de los trabajadores de esta deprimida Venezuela.

En el pasillo 29 se encontraba el subgerente de Supermercado CM, pregunté su nombre a una empleada con uniforme y me respondió, -el de corbata, peloncito, se llama Andrés Viernes-, un tanto molesto y a voz populi se dirigió hacia cinco trabajadores, a quienes expresó su disgusto porque varios de los compañeros abusaron ingresado personas que no eran parientes, -lo que más me llamó la atención, fue cuando dijo- “y yo me tuve que hacer el loco para no arrecharme, es un abuso de “X y Y” personas, porque a cada rato traían gente que no eran familiares”. TAGS:undefined

El hombre, al ver a varios ciudadanos que miraban perplejamente desde la barrera la entrega de alimentos a los “favorecidos” replicó; “señores no pueden estar cerca de la defensa, por favor retírense”, pero ya mi duda estaba aclarada, no todos eran parientes como lo hicieron creer, el sub gerente, estaba al tanto de que quienes compraban los productos regulados eran los famoso bachaqueros con ayuda de algunos de sus empleados, y lo permitió.

Lo cierto del caso, es que la fotografía ya estaba tomada, y mis sospechas aclaradas, los bachaqueros y los trabajadores de los supermercados (no todos los empleados) conforman la dupla perfecta de las nuevas mafias que están perjudicando la economía en el país.

 TAGS:undefined

 TAGS:undefined

 TAGS:undefined

{
}

Deja tu comentario Empleados de supermercados privilegian a bachaqueros en compra de productos regulados (15 - 5 - 2016)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.