Avisar de contenido inadecuado

Bachaqueros imponen su ley como ''punteros de la cola'' en supermercados de Valencia (3 - 4 - 2016)

{
}

Cobran Bs. 500 para estar entre los 100 primeros puestos

              Bachaqueros imponen su ley como “punteros

               de la cola” en supermercados de Valencia TAGS:undefined

(Por. Gutfan/ Trabajo especial).- Los bachaqueros han conformado una organización de hombres y mujeres que se hacen denominar “punteros”, estas personas se distribuyen en los grandes y pequeños supermercados de la Gran Valencia, y se comunican vía mensaje de texto, wasap, hangouts, llamadas telefónicas, o cualquier otra alternativa que sirva para localizar los productos regulados, y que usted como ama de casa o trabajador nunca puede encontrar en las estanterías de los mercados.

Estos “punteros”, son los jefes o líderes de las enormes colas que usualmente vemos en los mercados, los siete días de la semana y a cualquier hora, no importa si es de noche o día, ellos siempre están allí, no tienen oficio legal, pero han encontrado una nueva modalidad para “trabajar” y ganar dinero fácilmente, sin marcar hora de entrada o salida, sin rendirle cuentas a nadie, lo importante para ellos en este negocio redondo es llenarse el bolsillo a cuesta de otros.

Los bachaqueros son ya conocidos por los trabajadores de los supermercados, embaladores, vigilantes, personal de limpieza, cajeros y todos los que trabajan legalmente en este tipo de establecimientos. Los trabajadores son los que obtienen información de primera mano y saben cuándo llega la mercancía a los establecimientos comerciales, y por vía celular comunican a los “punteros”, cuales son los productos a vender y la hora precisa en que saldrán de los depósitos.

Lamentablemente los empleados de los supermercados se h TAGS:undefinedan convertido en cómplices de esta gran red que le está dañando la economía a los venezolanos.

Una vez que el trabajador hace la llamada a este tipo de personas, se traduce en un “enjambre de bachaqueros”, que se apuestan a las puertas de los negocios esperando la venta del producto, aun cuando ya han comprado en otros lugares, el tiempo les sobra para trasladarse vía motocicleta o carrito particular a otros lugares y llevarse la mercancía para revenderla hasta 500%, obteniendo ganancias sustanciosas.

Ese control de cédula de identidad y capta huella, no ha dado resultado, puesto que ya es conocida la detención de personas que manejan varias cédulas con el mismo rostro y diferentes números, y sin embargo, la mafia de bachaqueros se multiplican en los mercados de nuestra Venezuela, ellos son los que aprovechan los productos para después venderlos en disimulados tarantines, bodeguitas o puertas de sus casas a precios exorbitantes.

Ya es común escuchar en la calle la siguiente frase “comprarle a los bachaqueros es un mal necesario, no tengo tiempo de hacer largas colas porque si no pierdo un día de trabajo”, otras personas aseguran que los bachaqueros son los culpables del mercado paralelo, y de esa forma se van a mantener hasta que los ciudadanos lo permitan.

Repica el teléfono y el embalador responde… Sí van a sacar algo

Este viernes a las 5:50 de la tarde, luego de realizar la compra de verduras y legumbres, además de adquirir una que otra cosita, porque los alimentos de primera necesidad singuen desaparecidos de las estanterías, procedí a pagar lo poco que llevaba en el carrito, para mí sorpresa, la factura reportó más de 9 mil bolívares.

Asustada por las cuatro bolsas que llevaba, y lo elevado de los precios, murmuré a mi esposo - la inflación no está comiendo vivos-. No me había retirado de la caja, cuando el embalador recibió una llamada, fue fácil intuir que conversaba en el otro lado de línea con un bachaquero, cuando dijo “hasta ahorita no han sacado nada, están arreglando la mercancía, yo subo en unos minutos al depósito y lo llamo, esté pendiente, porque sí van a sacar algo”. Lancé una mirada a mi esposo y salimos del local con la curiosidad.

Los punteros son los amos de la cola TAGS:undefined

Al salir tropecé con una joven mujer sentada en la acerca del Centro Comercial del supermercado CM, aquel que se encuentra en sector El Bosque, avenida Cuatricentenaria, norte de Valencia. Fue fácil entablar conversación con ella, de aspecto humilde, robusta, amable, con las cejas defectuosamente tatuadas y un poco verduzcas, signo de que la pintura no le duró mucho tiempo, la mujer empezó a hablar de lo fuerte que estaba la situación económica en el país, entre sus manos manipulaba un celular vergatario, y hablaba mirando hacia el interior el mercado.

Al ver su aspecto de “bachaquera” me atreví a preguntarle, si sabía que producto iban a sacar, inmediatamente respondió –jabón de baño y crema dental- ¿Y no sabe a qué hora? –a las siete-. Luego le pregunté ¿está segura? y comenzó a relatarme el caso de los “punteros”. Le pedí que fuera más explícita porque no comprendía, abrió su boca y soltó rápidamente la historia. Los punteros son aquellas personas que están allí, -hizo un gesto con la cabeza hacia un grupo de cuatro hombres y tres mujeres que se encontraban sentados en el piso, muy cerca de una tienda de pinturas. Ellos son los punteros-.

-¿Qué labor cumplen los punteros? – Ellos son los que están en la punta (de primeros en las colas), están todo el tiempo en los mercados, se distribuyen de acuerdo al terminal del número de la cédula de identidad, y los días que corresponde. Si alguna persona quiere estar entre los primeros 100 puestos debe pagar 500 bolívares al puntero o líder del grupo, y permanecer en el lugar desde las cuatro de la tarde hasta el otro día cuando el mercado comienza a vender.

-¿Y si les da sueño, o ganas de orinar cómo hacen? – Bueno, cuando el sueño nos vence, algunos duermen en la madrugada y otros quedan despiertos, algunos echan cuentos de su vida personal, las peleas con la mujer, los maridos, los amantes, los últimos acontecimientos en la Asamblea Nacional, los linchamientos, o las personas asesinadas para robarle las pertenencias…todos, hombres y mujeres nos quedamos cerca del puesto de vigilancia, esos señores (vigilantes) también no pasan información sobre los productos que venden en los mercados-. –¿Y para orinar? – entre las mujeres que nos quedamos aquí buscamos un lugar por allá atrás (detrás del mercado y las quintas).

Según la mujer, también existe otra modalidad, donde los punteros o líderes, siempre salen ganando, “la persona paga 500 bolívares, y se va a otro mercado, y ellos le cuidan el puesto después del número 100, más tarde regresan y marcan territorio, pero lo malo es que tenemos que darle la mitad de los productos que compramos, si yo adquiero cuatro paquetes de harina, debo entregarle dos, si compro dos pacas de arroz, debo entregarle una y así sucesivamente”. TAGS:undefined

“Esta situación ocurre acá donde estamos, también KM, cerca del Cerro Casupo, y en otros lugares. Ellos, los punteros son los que mandan, y uno como necesita paga para obtener los productos de primera necesidad, para acá viene mucha gente, a las 10 de la noche hay un grupo grande y todos nos cuidamos”.

La mujer me pregunta, -y ustedes ya se van, no van a aprovechar el jabón, sacan pocas cantidades a esta hora-, le respondo, -tengo dudas-, la chica me invita a entrar al mercado a preguntarle a dos mujeres con un bebé en un coche que deambulaban desde temprano toda la instalación, para saber si en verdad iban a sacar productos. Acepté la invitación, ingresamos al supermercado de nuevo, ella encontró a las mujeres y les preguntó, ¿mira van a sacar mercancía?- una de señoras contestó, sí, pero ahora más tarde.

Aun cuando desconocía esa dos personas me atreví a preguntarle, ¿Y es por número de cédula de identidad? –A veces sí, a veces no-, continué con la duda.

No soy bachaquera y quiero quedar entre los 100 primeros

La muchacha que me echó el cuento de los “punteros amos de las colas” aclaró no ser bachaquera, al tiempo que volvió a preguntarme -¿y se van a quedar? ¡Aprovechen! le contesté, -tengo dudas, estoy muy cansada, y si venden por número de cédula no voy a poder comprar porque no me corresponde. Ella me dijo, -entonces se van-, le respondí -creo que sí porque falta una hora y 10 minutos y no hay seguridad-.

Salimos del mercado, ella se sentó de nuevo en la acera, enchufó su celular en una toma-corriente de la parte externa del CC y se dispuso a esperar que pasara el tiempo porque su rutina es pagar a los punteros, quedarse toda la noche, madrugada y amanecer para poder comprar al día siguiente entre los 100 primeros.

En tan solo 10 minutos conocí el modus operandi de este grupo de bachaqueros y punteros. El objetivo no era buscar información, pero la obtuve con solo una conversación, si cualquier mortal conoce los trucos y trampas de esta red que está perjudicando el bolsillo de cualquier ama de casa o trabajador, cómo es que los organismos de seguridad del país, no han establecido un trabajo serio de inteligencia para acabar con este tipo de mafias, o acaso no les conviene para continuar con la oxidada teoría de la “guerra económica”.

El día en que se ejerza la verdadera justicia a través de los tribunales penales en el país, contra los bachaqueros y punteros que utilizan la modalidad de usura contra los propios venezolanos, y sean enviados a los respectivos centros carcelarios donde les impongan castigos, hasta ese momento, existirá ese tipo de plaga, de lo contrario seguirán viviendo bajo la sombra y necesidad del pueblo. TAGS:undefined

No todos los que están en cola son bachaqueros

En los actuales momentos la necesidad del pueblo se ha convertido en hacer cola, cola para comprar harina, pasta, huevos, papel tualé, champú, jabón y otros productos de la cesta básica, pues no todos los que están en cola son bachaqueros, también hay padres de familia, amas de casa, trabajadores y el común del pueblo que necesita adquirir directamente la mercancía, sin intermediarios, se levantan muy temprano a hacer su colita, pero la tarea primordial para mejorar en parte la economía y el bolsillo del venezolano, es acabar con aquellos que escogieron como vicio especular con el hambre del pueblo, es decir, los bachaqueros.

Posdata: sin alusiones personales, ni tinte político.

 TAGS:undefined

  TAGS:undefined

 

.

 

 

{
}

Deja tu comentario Bachaqueros imponen su ley como ''punteros de la cola'' en supermercados de Valencia (3 - 4 - 2016)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.