Avisar de contenido inadecuado

Alerta por detenciones y deportaciones de reporteros en Venezuela por arremetida de Maduro (31 - 1 - 2019)

{
}

Maduro arremete contra los periodistas

              Alerta por detenciones y deportaciones

                         de reporteros en Venezuela TAGS:undefined

Caracas (Yahoo es Noticias).- “Lo que pretenden es eliminar testigos de lo que está ocurriendo”, afirmó el presidente de la Agencia EFE Fernando Garea al hablar desde Madrid sobre la detención de tres periodistas y un conductor de la agencia española en Venezuela.

El equipo de EFE, integrado por el español Gonzalo Domínguez, los colombianos Leonardo Muñoz, Maurén Barriga Vargas y el venezolano José Salas, forman parte de un grupo de 11 trabajadores de la prensa que han sido detenidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Militar (Sebin) en las últimas 24 horas sin motivo oficial alguno.

¡No se acerquen a Miraflores!

Seis de los comunicadores que terminaron en calabozos de los servicios de inteligencia revolucionarios fueron detenidos mientras trabajaban cerca del Palacio de Miraflores, la sede oficial del gobierno de Nicolás Maduro.

 

Los organismos de seguridad se encuentran en estado de alerta desde que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, asumió la presidencia interina de Venezuela y desconoció el liderazgo de Maduro el 23 de enero de 2019.

Los periodistas franceses Pierre Caillet y Baptiste des Monstiers fueron detenidos el martes cerca de Miraflores cuando hacían un reportaje para el programa Quotidien de la cadena TMC. Caillet y Monstiers permanecían detenidos el jueves según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). Aunque se conoce que las autoridades franceses no han cesado negociaciones para liberarlos, no ha habido comunicados oficiales desde París.

Al parecer los agentes del Sebin quieren impedir que la prensa registre lo que ocurre en el palacio presidencial. Los periodistas chilenos Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona también fueron detenidos el martes en la noche cuando reporteaban para el canal público chileno TVN, que ya no se transmite por las empresas de televisión por cable de Venezuela.

En el operativo de inteligencia también fueron detenidos dos colegas venezolanos, Maikel Yriarte, de TVVNoticias, y Ana Rodríguez, del canal de noticias VPI.

“Narran que fueron expuesto a agresiones verbales, acusaciones de distinta naturaleza, se intentó armar distintas versiones, ninguna de ellas verdadera, entorno a lo que podrían haber estado haciendo en los alrededores de Miraflores”, explicó el presidente del SNTP, Marco Ruiz.

Yriarte y Rodríguez fueron obligados a firmar un acta sobre el trato que recibieron en el palacio de gobierno, pero ellos dejaron sentado que lo que allí decía no era cierto. En el documento redactado por los captores decía que a los comunicadores se les garantizó el derecho a la comunicación cuando en realidad estuvieron incomunicados y sin derecho a la defensa desde el momento de su detención a las 22 horas del martes.

Luego de la inmediata intervención del gobierno de Chile y del SNTP, los periodistas chilenos y venezolanos fueron liberados de una detención calificada como “inexplicable” por la cancillería chilena. Pérez y Baharona fueron trasladados al Aeropuerto Internacional de Maiquetía y expulsados de manera inmediata.

El primer periodista deportado del país desde que comenzó la más reciente ola de protestas para sacar a Maduro del poder y convocar unas elecciones fue el brasileño Rodrigo Lopes, corresponsal del Grupo RBS.

La Asociación Interamericana de Prensa denunció que Lopes fue detenido durante dos horas por efectivos del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa), un órgano adscrito a la Dirección Político Militar de la Revolución Bolivariana que no existe dentro de la estructura legal del gobierno.

El oscuro ente que detuvo de manera arbitraria a Lopes durante dos horas fue creado en 2013 para detectar cualquier actividad enemiga de la revolución y es dirigido a dedo por Maduro. El periodista brasileño fue fotografiado, acusado de ser un militante de la oposición y amenazado si no abandonaba el país.

La lista de periodistas detenidos y liberados en enero incluye a la corresponsal de la cadena estadounidense CNN, Osmary Hernández, y Beatriz Adrián, quien trabaja para la colombiana Radio Caracol.

El caso español

La detención de los colegas de EFE no ocurrió cerca del palacio de gobierno. Los primeros en ser privados de libertad fueron el reportero gráfico Muñoz y su conductor Salas cuando se trasladaban el miércoles en la tarde cubrir una manifestación en Petare, una barriada popular en el este de Caracas.

Luego les tocó el turno a Domínguez y Barriga, quienes fueron apresados por una comisión del SEBIN el miércoles cuando ya habían concluido sus labores del día y se habían retirado a descansar en su hotel.

El presidente de EFE dijo que los detenidos forman parte de la delegación de Bogotá que fue trasladada a Caracas para apoyar la cobertura informativa de la delicada situación política venezolana.

Mientras que Garea ha rechazado tal aseveración y afirmó que en el caso de los periodistas de EFE las autoridades migratorias estaban al tanto de la entrada de los comunicadores y de todo su equipo de grabación.

El jefe de EFE reconoció que las condiciones de seguridad de los periodistas de la agencia siempre han sido malas en Venezuela. “Nuestra delegada en Caracas, Nélida Fernández, siempre ha tenido dificultades para trabajar”.

¿Maduro quiere decir algo?

Los periodistas detenidos recientemente por el gobierno de Maduro son de Brasil, Chile, España y Francia, países que lo han desconocido o le han dado un ultimátum para que convoque a unas elecciones libres en Venezuela.

Se conoció que cuando la cancillería chilena intentaba el miércoles mediar para la liberación de los periodistas chilenos, uno de los funcionarios le espetó “¿Si no reconocen la autoridad de Maduro, por qué no llamas a Guaidó para que los suelte?

El gobierno español ha intensificado sus presiones diplomáticas para resolver la situación de los detenidos de EFE. En un comunicado emitido el jueves en la mañana por La Moncloa dijo: “El Gobierno exige a las autoridades competentes su inmediata puesta en libertad. El Ejecutivo requiere nuevamente a las autoridades venezolanas el respeto del Estado de Derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales, de las que la libertad de prensa es un elemento central”.

Por su parte, el vicepresidente del Partido Popular Europeo (PPE), Esteban González Pons, exigió hoy a Maduro que libere “de inmediato” a los periodistas de EFE.

“La resolución que hoy aprueba el Parlamento Europeo debe de incluir esta exigencia”, expresó al referirse al respaldo formal de ese organismo a Guaidó, quien asumió la presidencia temporal de Venezuela para exigir el cese de la usurpación de Maduro, crear un gobierno de transición y llamar a unos comicios justos con nuevas autoridades electorales.

“La libertad de expresión es la vida misma de la democracia. Venezuela debe salir de la dictadura ya”, dijo el político conservador.

Prisión, destrozos y censura

La represión contra los periodistas también incluye prohibiciones explícitas de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) de mencionar a Guaidó y la fuerte conmoción política que ha causado al menos 40 muertos de bala y 850 detenidos, entre los que se encuentran 77 niños.

Una de las bajas de la censura fue el programa radial del conocido periodista César Miguel Rondón, quien había continuado informando a miles de personas sobre la situación venezolana desde el exilio.

Periodistas en el occidental estado Zulia informaron sobre allanamientos sin orden judicial del diario digital Noticia al Día y las televisoras Global TV y Aventura Televisión, donde funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y el Sebin habrían causado destrozos que obstaculizan su funcionamiento.

Organizaciones no Gubernamentales han denunciado repetidamente las violaciones a la libertad de prensa en Venezuela.

La ONG Espacio Público denunció el arresto del periodista alemán Billy Six mientras realizaba un reportaje en Falcón, un estado costero en el occidente del país.

El periodista de 32 años, colaborador de publicaciones nacionalistas Junge Freiheit y Deutschland Magazin, enfrenta hasta 28 años de cárcel tras acusado en un tribunal militar de espionaje, rebelión y violación de zonas de seguridad.

Espacio Público dijo que el periodista se mantiene incomunicado aunque las autoridades venezolanas no han presentado ninguna prueba ni han emitido un comunicado oficial sobre el caso.

{
}

Deja tu comentario Alerta por detenciones y deportaciones de reporteros en Venezuela por arremetida de Maduro (31 - 1 - 2019)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.